(0034) 91 781 28 58

calle Serrano, 43-6º, 28001 Madrid - SPAIN

x

Preguntanos

Acepto la política de privacidad
Caso Fuencarral

Un Magnífico Escaparate

Un Magnífico Escaparate

Que en 1996 BRoker convirtiera una zona degradada y foco de delincuencia de Madrid en la calle comercial más innovadora, joven y querida de la ciudad es un gran hito. Para nosotros es la consecuencia natural del enfoque de BRoker en el mercado inmobiliario del retail. El mismo enfoque que nos ha convertido en la empresa que mayor número de marcas internacionales ha implantado en Madrid en Prime durante los últimos 5, 10 y 15 años. Estamos inmersos en varios proyectos de gran impacto comercial como Nueva Malasaña en la Corredera Alta de San Pablo, el proyecto hostelero Castellana 89, la creación de Concept Corner en grandes locales y el diseño y recuperación de zonas deprimidas en cascos urbanos para Ayuntamientos.

 

FUENCARRAL, 1995

 

La calle Fuencarral pasa por su peor momento. El estado de los edificios es ruinoso, muchos están apuntalados, la mayoría sin ascensor y con deficiencias estructurales. Es el lugar ideal para albergar un vecindario conflictivo.

 

En 1996, la calle Fuencarral toca fondo.

 

El abandono de la zona es alarmante. El Ayuntamiento y los propietarios no saben qué hacer. La zona es un foco de delincuencia y suciedad. Los pocos comerciantes que quedan se van. La gente evita pasar por allí. La calle Fuencarral desaparece de las guías turísticas.

Una idea ilumina la zona

Una idea ilumina la zona

BRoker detecta un gran cambio en las tendencias de compra del mercado joven español: ha cambiado el líder de consumo entre los más jóvenes que ya no se guían por sus padres sino por personajes de su generación. Esto unido al aumento del  poder adquisitivo de los jóvenes entre 15 y 35 años se traduce en la búsqueda de  un espacio de ruptura y vanguardia para sus compras, con el diseño y el  atrevimiento como señas de identidad. El consumidor ya estaba listo. ¿Y la ciudad?  Madrid no tiene nada igual. Comercialmente la ciudad es conservadora: Barrio de  Salamanca, Alberto Aguilera, Princesa.

 
Si Madrid carece de ese espacio, habrá que inventarlo. Comienza a surgir una nueva corriente comercial liderada por el público gay en la  zona colindante de Chueca. Una oferta innovadora y cuidada pero limitadora por  estar dirigida exclusivamente al público gay.

 

Es entonces cuando el Ayuntamiento de Madrid declara eje preferencial de  rehabilitación de edificios la calle Fuencarral, entre Gran Vía y Barceló. Esta noticia  no pasa desapercibida para el equipo de BRoker. El apoyo de la Administración se  materializará en importantes subvenciones a fondo perdido de la Comunidad  Europea para el urbanismo de la zona.

1996, Comienza la aventura

1996, Comienza la aventura

BRoker recomienda a sus clientes e inversores la calle Fuencarral efusivamente. Es una propuesta atrevida, pero muchos saben de nuestro carácter pionero y deciden  apostar por la zona.

 

Los que confían en nosotros desde el principio multiplicarán por 20 el precio que
pagaron por los locales 7 años atrás. La primera compra-venta realizada por  BRoker en 1996, se venderá por un precio 35 veces mayor en 2012.

 

Con sólo un dossier comercial y mucha ilusión, BRoker comienza a buscar las marcas que mejor encajan con el proyecto en las ferias comerciales europeas y distintas ciudades.

1999, Pasamos a la Acción

1999, Pasamos a la Acción

La nueva calle Fuencarral comienza a perfilarse. Nuestras 4 primeras aperturas marcan el carácter de la zona. BRoker, dossier en mano, llama a la puerta de las marcas que pueden tener un sitio en la calle que será primera línea comercial de Madrid. Cuando las marcas consultan con sus agentes inmobiliarios, la respuesta es contundente: según ellos, estamos completamente locos.

 

Nuestra competencia nos deja el camino libre y lo aprovechamos creando una excelente relación con propietarios y arrendatarios de la calle. A día de hoy siguen confiando en nosotros más que en nadie.

 

Se impone un cambio de estrategia.

 

BRoker se dirige a marcas internacionales sin presencia en España que lideran el espíritu de vanguardia en todo el mundo. Buscan “prime locations” para sus marcas. Su sitio está en Fuencarral. Otros que ya habían trabajado con nosotros en otros mercados y ciudades nos siguen a Fuencarral.

Ahora, hay que dar las gracias

Ahora, hay que dar las gracias

A nuestros inversores y clientes.

 

A las marcas que estuvieron desde el principio: Blanco, Quicksilver, Diesel, Levi’s, Fun & Basics, Desigual, Puma, Foot Locker.

 

A las marcas que les siguieron: Adidas, Lois, Starbucks, Marithé François Girbaud, Divina Providencia, O’Neill, Tea Shop, L’Occitane, Ramas, Caramelo Jeans, Rip Curl, Onitsuka Tiger, Asics, Perfumerías IF, Kabak, Misako, Lateral, Liberto, Calderon Sport, Khiel’s, Pepe Jeans, Michael KORS.

Hoy

Hoy

Fuencarral es la calle de mayor crecimiento y demanda comercial, tanto en el número de locales como en plusvalías y una de las más importantes de Europa por cifras de facturación.

 

Muchos se refieren a ella como el “paraíso de las compras”, “la calle con más tiendas para fashion victims”, “la más trendy”. Hoy es un lugar de referencia en toda Europa comercial y culturalmente, convirtiéndose en un lugar de visita obligada para los que vienen a Madrid.

 

BRoker ha implantado más de 80 operadores entre marcas de moda, restauración, cuidado personal… creando un nuevo concepto comercial que vivirá para siempre en Madrid y que sigue creciendo incorporando nuevas zonas cercanas como Nueva Malasaña.